El enviado del Papa para detener la guerra de Ucrania aterriza hoy en Pekín

Cuarta etapa de la misión que el Papa confió el pasado 20 de mayo al cardenal Matteo Zuppi con la orden de «reducir las tensiones en el conflicto en Ucrania para poner en marcha vías de paz». El emisario de Francisco llega este martes a Pekín y ya mañana comenzará las reuniones con altos cargos del gobierno chino, entre ellos probablemente con el primer ministro Li Qiang, estrecho colaborador de Xi Jinping.

La visita se produce en un momento particularmente delicado, pues la semana pasada, el principal asesor de Zelenski, Mykhailo Podolyak, aseguró que nunca reconocerían al Papa como mediador pues lo consideran «prorruso» y «no es creíble». Podolyak llegó a insinuar que Rusia tenía grandes inversiones en el banco vaticano «que deben ser analizadas». Horas más tarde, el banco IOR aseguró categóricamente que «ni recibe ni invierte dinero de Rusia».

El enviado del Papa intenta restar importancia a las palabras de Podolyak y dice que son «comprensibles en medio de una tensión tan fuerte» y que «el gobierno y el pueblo ucraniano conocen el apoyo de la Iglesia y del Papa». Además, «esta misión nunca ha buscado una mediación sino una ‘ayuda’», aclaró el cardenal Zuppi este lunes en un encuentro organizado en Berlín por la Comunidad de San Egidio bajo el lema «La audacia de la paz».

Después de los viajes que Zuppi realizó en junio y julio a Ucrania, Rusia y Washington, ahora el Vaticano considera imprescindible dar un paso más y contar explícitamente con China para rebajar tensiones. Según la prensa italiana, antes de emprender el viaje a Pekín, el cardenal ha intercambiado impresiones con funcionarios de la OTAN.

«Es necesario el compromiso de todos, en particular de aquellos actores que son más importantes, como obviamente China. La paz requiere el esfuerzo de todos, nunca pueda imponerse», aseguró Zuppi en Berlín. También subrayó que el resultado «debe ser la paz que elijan los ucranianos, con las garantías, el compromiso y el esfuerzo de todos».

En junio el purpurado viajó a Ucrania y se reunió con Volodímir Zelenski; y unas semanas más tarde, en Moscú, mantuvo dos encuentros con el consejero de Putin para la política exterior, Yuri Ushakov, y con Maria Llova-Belova, la comisaria rusa para los derechos de los niños. Como principal resultado, el Vaticano comenzó a trabajar para facilitar el regreso de miles de niños ucranianos deportados a territorio ruso.

Unas semanas más tarde, a mediados de julio, Zuppi viajó a Washington y mantuvo una reunión de tres horas en la Casa Blanca con Joe Biden, a quien entregó una carta personal del Papa Francisco. Con estas credenciales llega ahora a Pekín.

El Papa Francisco hizo balance de esta misión y adelantó la etapa en Pekín, durante una larga entrevista a la revista «Vida Nueva» publicada el pasado 4 de agosto. Allí explicó que «ya (Matteo Zuppi) fue a Kiev, donde se mantiene la idea de victoria sin optar por la mediación»; que en Moscú «encontró una actitud que podríamos calificar como diplomática por parte de Rusia»; y que «el avance más significativo que se ha logrado tiene que ver con el retorno de los niños ucranianos a su país».

«Estamos haciendo todo lo que está en nuestras manos para conseguir que cada familiar que reclame la vuelta de sus hijos, pueda lograrlo. Para ello, estoy pensando en designar a un representante de forma permanente para que sirva de puente entre las autoridades rusas y ucranianas», anunció.

El Papa añadió que «después de la visita del cardenal Zuppi a Washington, la próxima escala es Pekín, porque ambos tienen también la llave para rebajar la tensión del conflicto». Es precisamente la etapa que ha comenzado este martes.

Denken Sie schließlich daran, dass jedes Ende einen neuen Anfang mit sich bringt. Mögen wir uns zum Abschluss dieses Artikels über die gewonnenen Erkenntnisse, gewonnenen Erkenntnisse und künftigen Möglichkeiten freuen. Lassen Sie uns gemeinsam mit Mut und Optimismus voranschreiten, denn die Reise geht weiter und unser Potenzial kennt keine Grenzen. easttribun

Source link

Check Also

Se instala en España el comando de campaña de María Corina Machado

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *