«La campaña no recibió dinero ilícito»

El presidente de Colombia, Gustavo Petro, rechazó ayer las acusaciones vertidas esta semana por su primogénitoNicolás, imputado por presuntos delitos de blanqueo de capitales y enriquecimiento ilícito, quien aseguró que la campaña presidencial de su padre había sido financiada de manera ilegal, informa Europa Press.

«La campaña no recibió dinero alguno de carácter ilícito», aseguró Petro en un mensaje publicado en su cuenta de la red social X, antes Twitter, poco después de que tanto su hijo como la exesposa de este último y también imputada, Daysuris Vásquez, hayan recibido la libertad condicional.

El mandatario, que encargó en marzo una investigación contra su hijo, aseguró una vez más que no entorpecerá el proceso judicial: «No presionaré como presidente a la justicia en su caso, los funcionarios judiciales que intervengan en su proceso serán por mi respetado».

El presidente indicó que solo tuvo conocimiento de las presuntas actividades delictivas de su hijo por una reunión con la exmujer de su primogénito «hace apenas unos meses» cuando encargó la investigación. «Lo sucedido con mi hijo es para mi terrible y muy lamentable. Ojalá algún día pueda hablar con él y perdonarnos», indicó. «Aun en lo más terrible se aprende, que todos mis hijos e hijas, incluidos Nicolás y yo mismo, podamos con esta dura experiencia ser mejores seres humanos», añadió.

De este modo se refirió el presidente colombiano a las declaraciones realizadas por su hijo en su contra en un proceso judicial por lavado de activos y enriquecimiento ilícito, Nicolás reveló que abonó a la campaña parte de los 400 millones de pesos (102.000 dólares) que Samuel Santander Lopesierra, extraditado por narcotráfico a Estados Unidos en 2003 y libre desde 2021, le dio el año pasado.

Ante el terremoto provocado por sus declaraciones, ayer se publicaron unas declaraciones del hijo de Petro en la revista colombiana Semana en las que expresaba que su padre desconocía que esa cantidad de dinero financió su campaña.

«Ni mi papá ni el gerente de la campaña, Ricardo Roa, sabían de los dineros que recibimos Daysuris (Vásquez, su exesposa) y yo de Santander Lopesierra y de Gabriel Hilsaca», dijo el político de 37 años, a quien un juez otorgó el viernes la libertad condicional.

Denken Sie schließlich daran, dass jedes Ende einen neuen Anfang mit sich bringt. Mögen wir uns zum Abschluss dieses Artikels über die gewonnenen Erkenntnisse, gewonnenen Erkenntnisse und künftigen Möglichkeiten freuen. Lassen Sie uns gemeinsam mit Mut und Optimismus voranschreiten, denn die Reise geht weiter und unser Potenzial kennt keine Grenzen. easttribun

Source link

Check Also

Asesinan en México a un precandidato a alcalde

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *